Categoria Accidentes Marítimos

El rescate de los pasajeros del ferry finaliza con once muertos

logo nav

Desde que en la madrugada del domingo se incendiara un ferry italiano en aguas del Adriático, la evacuación de los pasajeros ha sido difícil y no ha podido concluir hasta este mediodía

Un maratoniano dispositivo de salvamento coordinado por las autoridades marítimas de Italia ha terminado con el rescate de todas las personas que quedaban en el ferry “Norman Atlantic”, incendiado el domingo entre Grecia e Italia.

Tanto la Marina como el servicio nacional de guardacostas informaron en sus respectivos perfiles de Twitter del avance de las labores de rescate en alta mar, que concluyeron pasado el mediodía.

A bordo de la embarcación solo permanecieron el capitán, Argilio Giacomazzi, que la ha abandonado a las 14.50 hora local (13.50 GMT), y personal de la Marina Militar, que tratarán ahora de determinar las causas de lo ocurrido.

La tragedia ha provocado al menos once víctimas mortales, confirmadas por las autoridades italianas, y las labores de identificación de los cadáveres ya han comenzado.

La ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti, ha explicado a la prensa que en total se han rescatado a 427 personas pero ni ella ni el ministro de Infraestructuras y Transportes, Maurizio Lupi, se pronunciaron sobre la existencia de desaparecidos, 38 según los medios griegos.

“Hacer previsiones sobre el número de desaparecidos (…) nos parece absolutamente prematuro“, dijo Lupi, quien ha indicado que una eventual discrepancia entre listas de pasajeros y el número de rescatados mencionada en esos medios de comunicación puede deberse a que algunos correspondían solo quizás a billetes reservados. La ministra Pinotto dijo no obstante que el dispositivo puesto en marcha seguirá buscando en la zona por si hubiera desaparecidos.

1419843548_705787_1419844003_album_normal

El suceso del ‘Norman Atlantic’ comenzó en torno a las 4.00 locales(2.00 GMT) del domingo, cuando se desató un incendio en la bodega del transbordador, que albergaba 222 vehículos entre camiones, autobuses y coches privados.

Según los medios, en la nave viajaban 478 personas -56 de ellas de la tripulación-, 268 de nacionalidad griega, 22 italianos y el resto mayoritariamente turcos, alemanes y franceses, pero ningún español o latinoamericano.

Sin embargo, las cifras pueden variar debido a la presencia de polizones que viajaban de forma clandestina en la nave siniestrada, según reconoció el propio primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien informó hoy a la prensa de la evolución del rescate.

Las llamas y el humo se propagaron con rapidez por las bodegas, lo que hizo que el barco quedara a la deriva, próximo a las costas de Albania y zarandeado por el fuerte oleaje que sacudió durante las últimas horas este área meridional del Adriático.

En primer lugar, la nave tuvo que ser fijada para facilitar el salvamento de los supervivientes, por lo que fue amarrada a un remolcador desplazado a la zona de operaciones. Acto seguido se procedió a sofocar el incendio, cuyas llamas eran ya visibles desde el exterior de la nave al asomar por sus ventanas.

Esta operación se llevó a cabo con agua proyectada desde otros barcos y podría suponer el hundimiento del ‘Norman Atlantic’ ya que actualmente, y por el peso del agua empleada, presenta una inclinación de diez grados, según informó Renzi.

Los náufragos, provistos de chalecos salvavidas, permanecieron acorralados en la terraza de la nave, en la proa, a la espera de ser socorridos.

Las autoridades de Grecia, Italia y Albania colaboraron en el dispositivo de salvamento, que se ha desarrollado sin prisas pero sin pausa a causa de las condiciones adversas que presentaba el mar, con olas de hasta seis metros de altura y vientos que alcanzaron los 50 nudos.

Para ello se puso en marcha un puente aéreo desde las naves desplazadas al lugar del siniestro a puertos como los italianos de Otranto, Brindisi o Bari o el heleno de Igoumenitsa.

Además de los medios logísticos puestos a disposición por Grecia, Italia y Albania, la operación también contó con la participación de mercantes de pabellón de Singapur, Malta, Italia o Liberia.

Renzi ensalza al comandante del barco

Renzi ha ensalzado la figura del comandante Giacomazzi, quien decidió ser el último en abandonar el barco, y dijo tener el corazón “lleno de dolor” por la tragedia. “Se ha escrito una página interesante y bella sobre la seriedad pero también una página dramática por lo ocurrido y que llena el corazón de dolor por las víctimas“, ha afirmado.

Quedan ahora por esclarecer las causas del suceso y por esta razón la Fiscalía de Bari (sur de Italia) ha abierto una investigación para determinar si se puede considerar “naufragio culposo”. Lo que se trata de esclarecer es si el transbordador, fletado por la naviera griega ANEK estaba en condiciones de navegar.

1419843548_705787_1419843614_album_normal

Medios como “Il Corriere della Sera” aducen que, a tenor de la última revisión del barco, el 19 de diciembre pasado, la nave presentaba una serie de deficiencias en sus sistema de cortafuegos y en el sistema de señalización en casos de emergencias.

“Existían irregularidades”

En declaraciones a la SER, José Antonio Madiedo, presidente de la Asociación Española de la Marina Civil , ha asegurado que existían irregularidades en el ferry incendiado. “El barco incumplía las normas básicas contra incendios”, afirma, y los botes salvavidas tampoco funcionaban correctamente.

Fuente: E.F.E

Continua Leyendo

Continúa encallado en el Guadalquivir un carguero a la espera de remolcador

El carguero “Citadel”, que permanece encallado desde el mediodía de ayer en el río Guadalquivir a su paso por Trebujena (Cádiz), tendrá que esperar a que sea un remolcador de mayor potencia, posiblemente de Cádiz, el que acuda en su auxilio, según ha informado a Efe la empresa Corporación Marítima Boluda.

El carguero “Citadel”, que permanece encallado desde el mediodía de ayer en el río Guadalquivir a su paso por Trebujena (Cádiz), tendrá que esperar a que sea un remolcador de mayor potencia, posiblemente de Cádiz, el que acuda en su auxilio, según ha informado a Efe la empresa Corporación Marítima Boluda.

Tras las labores infructuosas llevadas a cabo la pasada noche por parte de los remolcadores del puerto de Sevilla, la compañía ha instado al armador a que solicite un remolque mayor que, en caso de partir de la capital gaditana, emplearía unas dos horas de navegación en llegar a la zona.

carguero citadel

Por ello, la compañía asegura que “difícilmente” podrá llegar a aprovechar la marea de mediodía, por lo que probablemente se reanudarán las tareas de liberación del buque cuando llegue la madrugada.

No obstante, debido a que se encuentra en una zona de lodos y con su carga, fertilizantes de abono, estabilizada, ni el barco ni el entorno corren peligro, según las citadas fuentes.

El “Citadel”, buque dedicado al transporte de mercancías a granel de bandera holandesa, se dirigía al puerto de Sevilla cuando se introdujo en uno de los meandros del Guadalquivir y quedó perpendicular a la corriente del río.

La niebla parece la causa más probable de que el buque, de 111 metros de eslora y más de 6 metros de calado, encallara en esa zona del río, próxima a la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Continua Leyendo

La sentencia por la catástrofe del ‘Prestige’ se conocerá el 13 de noviembre, 11 años después del siniestro

Nuncamais

El capitán, el jefe de máquinas y el exdirector general de Marina Mercante se enfrentan a penas de entre 5 y 12 años

La sentencia por la catástrofe marítima del ‘Prestige’ se conocerá el próximo 13 de noviembre, 11 años después del siniestro y casi cuatro meses después de que concluyese el juicio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG), donde tendrá lugar la lectura del fallo.

La sala que ha enjuiciado los hechos, presidida por el magistrado de la Audiencia Provincial de A Coruña Juan Luís Pía, ha escogido para dar a conocer el fallo el mismo día en el que se produjo el siniestro, que provocó una marea negra de petróleo que alcanzó a las costas de Galicia, y también a las del Cantábrico y Francia.

Ahora, se conocerán las penas contra tres de los cuatro acusados, el capitán del ‘Prestige’, Apostolos Mangouras; el jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors. El cuarto acusado, el primer oficial, Ireneo Maloto, no llegó a ser juzgado, en una vista que se prolongó durante nueve meses, al encontrarse en paradero desconocido.

Todos ellos se enfrentan a penas de cárcel que oscilan entre los 12 y los 5 años de cárcel por delitos contra los recursos naturales y el medioambiente. La mayor pena ha sido solicitada por la Fiscalía para Mangouras.

Sin embargo, en la lectura de sus conclusiones definitivas, reclamó que el capitán del ‘Prestige’, de 78 años, no ingresase en prisión, donde estuvo durante tres meses de manera preventiva. También pasó en Barcelona otros 21 meses en libertad vigilada.

El-petrolero-Prestige-se-hundi_54313543237_54028874188_960_639

Responsabilidad Civil

En el proceso, figuran, como responsables civiles directos, la aseguradora The London Steam-Ship Owners Mutual Insurance Association Limited y el Fondo Internacional de Indemnización de Daños Debidos a la Contaminación por Hidrocarburos (Fidac).

Como responsables civiles subsidiarios las entidades Mare Shipping Inc, Universe Maritime LTD y el Estado Español. En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Público reclama 4.328 millones de euros de indemnizaciones por los daños derivados de la marea negra.

Catástrofe

Ahora, se conocerán las condenas y responsabilidades civiles por una catástrofe ocurrida el 13 de noviembre de 2002, tras registrar el buque, en medio de un temporal, una vía de agua.

El petrolero, con 27 tripulantes, se encontraba navegando a unas 28 millas de Fisterra (A Coruña) con 77.000 toneladas de fuel, de las que vertió más de 60.000 toneladas, provocando uno de los mayores siniestros marítimos.

Desde el 13 de noviembre y, tras detectarse el primer vertido, el Gobierno español optó por alejar de la costa al barco, que estuvo escoltado por la Armada y al que se prohibió atracar en cualquier puerto español. Finalmente, el 19 de noviembre de 2002, el ‘Prestige’ se hundió.

 

Continua Leyendo